José Manuel Grandela,uno de los españoles que trabajó en el proyecto Apolo 11

El 28 de Mayo de este año Jose M. Grandela, Ex ingeniero controlador de naves que trabajo con la NASA y la INTA, vino a dar una conferencia a nuestro colegio a los alumnos de ESO y Bachillerato para contarnos su experiencia trabajando junto a la NASA y más en concreto para hablarnos de la misión Apolo 11.

Trabajo en la estación de Fresnedillas junto con gente de Norteamérica, empezó hablándonos de la construcción del cohete y luego de como vivió el sus compañeros el despegue hacia la luna y la emoción que sentían.

El viaje a la luna duró 3 días, por ello los astronautas tenían que hacer su vida allí en el cohete y esa fue otra de las cosas que este hombre nos explicó, comían comida envasada al vació, y llevaban una especie de compresas espaciales con determinados químicos que servían para convertir sus deposiciones en solido.

Ellos escuchaban todas las conversaciones de los astronautas y también llevaban un seguimiento de sus pulsaciones y mas factores que intervinieran en su salud, para así saber que hacer para que se relajaran, y una de las cosas que hicieron fue preguntarles a sus mujeres que música les gustaba para así ponérsela durante el viaje.

Pulsaciones de Armstrong, Aldrin y Collins

En la llegada a la luna Armstrong tomo los mandos para alunizar sin que la nave se dañara y después de ello Armstrong salió y Aldrin al salir se dio cuenta de que la puerta no tenia tirador por fuera,así que antes de nada busco algo para poner y que hiciera tope impidiendo que se cerrara la puerta.

Al bajar ellos tenían que bajar y subir a las escaleras otra vez para comprobar que podían volver a subir y en el intento de hacerlo de Aldrin, resbalo y la compresa espacial se movió un poco haciendo que la orina se fuera hacia su pie izquierdo, Jose Manuel Grandela nos dijo que Aldrin dijo que sintió el pie izquierdo calentito.

Al pisar la luna por primera vez, Armstrong dijo su mítica frase «un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad.

Aldrin sorprendió a Amrstrong cuando le pregunto que si podía comulgar, ya que le había pedido permiso su párroco para poder comulgar así a esto fue la primera comunión en la luna.

Buzz Aldrin sacando el pan de su bolsillo

tras dejar varios objetos en la luna entre los cuales estaban: una placa en conmemoración a sus compañeros fallecidos del Apolo 1, una placa explicando que venian de la tierra…etc y mas cosas partieron hacia la tierra.

Luego llegaron a la Tierra donde los recogieron hombres con trajes que evitaran cualquier posible radiación lunar y allí llegaron al control de aduanas de Honolulu y esto es lo que pusieron

Illustration for article titled No, los astronautas del Apolo 11 nunca pasaron aduanas
control de aduanas

Y bueno esto es todo lo que este hombre explicó, a pesar de que fueron dos horas no se me hicieron largas para nadas y fue todo muy ameno, ha sido un placer haber vivido esta experiencia.

-Álvaro Domínguez

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *